Actualidad

Sanidad subraya que para controlar los brotes de intoxicaciones alimentarias es «esencial» detectar su aparición rápidamente

By  | 

El director general de Salud Pública y Adicciones recuerda que en estas situaciones es prioritario informar con urgencia para evitar que aumente el número de afectados

En 2015 se notificaron 31 brotes con 372 casos, según datos del Servicio de Epidemiología

Anualmente se realizan unas 10.000 inspecciones en establecimientos de la Región
El director general de Salud Pública y Adicciones informa de las infecciones e intoxicaciones producidas en 2015
Murcia.   Fuente: Consejería de Sanidad – [27/05/2016]

El director general de Salud Pública y Adicciones, Manuel Molina, subrayó hoy que controlar los brotes de intoxicaciones alimentarias requiere detectar de forma temprana su aparición para localizar el foco y evitar que se incremente el número de afectados tomando las medidas necesarias en el establecimiento, llegando a veces incluso a su clausura.

Molina realizó estas declaraciones durante la rueda de prensa ofrecida para informar de los datos sobre brotes de infecciones e intoxicaciones vehiculizadas por alimentos en la Región durante 2015.

En la Comunidad, según los datos procedentes del Servicio de Epidemiología, se notificaron un total de 409 casos de toxi-infección alimentaria de los cuales 372, es decir más del 90 por ciento, estaban relacionados con alguno de los 31 brotes ocurridos.

Del total de brotes, 21 fueron en establecimientos públicos, con una media de 16 afectados, y seis en el ámbito familiar, con una media de cuatro afectados. Sin embargo, en cuatro de ellos no se pudo determinar el ámbito.

El director general explicó que a diferencia del año previo, la salmonella vuelve a ser el agente responsable de casi la mitad de brotes de origen alimentario.

En su conjunto, precisó Molina, la salmonella fue la responsable de 13 brotes con 123 enfermos y 22 hospitalizaciones. Los brotes estuvieron asociados principalmente al consumo de huevo poco cocinado, además de carne de cerdo poco cocinada o curada.

Además, el director general señaló la necesidad de extremar las medidas de higiene en la manipulación de los alimentos, respetando la cadena de frío y evitar el consumo de alimentos poco cocinados o crudos.

Por otro lado, resaltó la «importancia» de las labores de inspección. De los 31 brotes notificados, un total de 26 dieron lugar a que desde el Seguridad Alimentaria y Zoonosis se cursasen siete expedientes sancionadores, 12 requerimientos de reparación de deficiencias, seis inmovilizaciones, dos decomisos y se dictó un cese de actividad.

Comparativa 2014

Los datos registrados en 2015 relativos al número de casos notificados por toxi-infección alimentaria son superiores a los de 2014, debido principalmente al aumento de brotes de ámbito general.

En 2014, según los datos del Servicio de Epidemiología, se registraron 212. De ellos, 206 pertenecían a alguno de los 22 brotes identificados: 15 en el ámbito general, cuatro en el familiar y 13 en el desconocido.

El director general de Salud Pública y Adicciones, Manuel Molina, explicó que el número de ingresos también fue menor que en 2015, año en el que se produjeron 25 ingresos frente a los tres del periodo anterior.

Medidas y consejos

Desde la Consejería de Sanidad, a través del Servicio de Epidemiología y el Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis, se llevan a cabo diversas acciones para conocer con exactitud los brotes de infecciones e intoxicaciones vehiculizadas por alimentos.

En este sentido, el director general de Salud Pública y Adicciones, Manuel Molina, destacó el proceso que se sigue para la notificación y registro así como las más de 10.000 inspecciones periódicas que se hacen en los establecimientos de la Región.

El Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis cuenta con un centenar de inspectores que a lo largo del pasado año llevaron a cabo 10.357 controles para comprobar que se cumple con la legislación alimentaria vigente y con las condiciones higiénico-sanitarias.

Las inspecciones se realizan en fábricas, establecimientos envasadores, almacenes, distribuidores y minoristas, entre otros. La mayoría de ellas, 1.323 fueron en establecimos del sector cárnico y derivados; 4.498 en restaurantes y locales de comidas preparadas, 915 en establecimos polivantes y 745 en el sector del cereal y derivados.

Molina señaló que más de un 95 por ciento de las inspecciones realizadas han sido favorables, lo que evidencia que en los establecimientos de la Región son respetuosos con la normativa. El resto, un cinco por ciento han sido objeto de expedientes sancionadores por riesgo para la salud.

El director general reiteró la necesidad de comprobar en establecimientos sujetos a control sanitario, comprobar que los productos proceden de industrias autorizadas, y leer atentamente el etiquetado.

Para concluir, recordó que cuando se produce un contagio es necesario comunicarlo con máxima urgencia para evitar nuevos casos y con el fin de adoptar medidas correctoras adecuadas para que no se agrave ni se extienda la situación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *