Actualidad

Enfermería Familiar y Comunitaria: momentos de incertidumbre

By  | 

Información publicada por el digital Diario Enfermero y que por su interés reproducimos en www.sanidadpress.com

“No existe voluntad política real de sacar la prueba extraordinaria de Familiar y Comunitaria”

ALICIA ALMENDROS.- Las enfermeras comunitarias no siempre están tan visibles como se debería. Esto es algo que desde la Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC) han resaltado en numerosas ocasiones. Estos días lo vuelven hacer todas juntas en el V Congreso Internacional y XI Nacional de la Asociación de Enfermería Comunitaria, un encuentro que reunió los días 17, 18 y 19 de octubre en Murcia a más de 400 enfermeros de esta especialidad.

“Fundamentalmente el objetivo del congreso es incidir en lo que representa la participación comunitaria a todos los niveles, no sólo el asistencial si no en el docente, en investigación… Es decir, esa perspectiva de la participación como parte fundamental del trabajo cotidiano de las enfermeras comunitarias”, explica José Ramón Martínez Riera, presidente de la Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC).

La especialización es clave porque “se aporta un elemento de más valor a los cuidados que prestan a la comunidad. Sin que ello quiera decir tengan que dejar de existir las enfermeras generalistas. Es importante que se especialicen en ámbitos concretos” añade Martínez Riera.

Una demora injustificada

El compromiso del Ministerio de Sanidad con las especialidades no acaba de cumplirse, y más concretamente con la Enfermería Familiar y Comunitaria ya que desde hace casi 7 años más de 40.000 profesionales de toda España están esperando para obtener el título de especialista por la vía excepcional. “Esta demora no tiene respuesta. Dicen que el problema está en que hay muchos expedientes. Pero hemos trasladado, tanto al Ministerio de Sanidad como al de Educación, en repetidas ocasiones, que desde las sociedades científicas estamos dispuestos ayudar a evaluar estos expedientes, por lo tanto aunque pueda parecer algo malévolo lo único que nos queda pensar es que no existe voluntad política real de sacar esta prueba extraordinaria que es un derecho que tienen las enfermeras y es una obligación, sin duda, de las decisiones políticas”, añade el presidente de AEC.

Estas profesionales llevan muchos años viviendo con la incertidumbre de un reconocimiento que nunca acaba de llegar. “Es una situación de inquietud constante. No entendemos por qué algo que debería haberse llevado a cabo desde hace tiempo se sigue dilatando. En este congreso estamos viendo cómo muchas enfermeras comunitarias invierten en formación pero luego no repercute en la salud de la población. Por tanto, habría que ser el título de una vez por todas para que sean ellas las encargadas de trabajar en Atención Primaria”, expone Juan Antonio González,  vocal de AEC en Murcia.

Retos

Por tanto, las enfermeras comunitarias tienen por delante un horizonte lleno de retos, “tenemos que conseguir que la Atención Primaria cumpla lo que se espera de ella. Tiene que ir más allá de ser la puerta del sistema, ha de ser accesible, universal, participativa y en la que la promoción de la salud y la prevención sean los pilares básicos que sustenten todo el proceso de atención a la comunidad, de manera integral, integrada e integradora este es el paso que falta dar”, aclara Martínez Riera.

Patricia Moreno, presidenta del Comité Organizador del congreso, coincide en que “deben ser las enfermeras comunitarias las que trabajen en Atención Primaria y no una de hospital, por ejemplo, ya que el trabajo que desempeñan es muy diferente. Y otra tarea pendiente es que haya enfermeras en política, porque sólo así sabrían qué es por lo que hay que luchar”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *